URXELLA

http://alternativaperpollenca.com

Carta a un amigo esté donde esté (en record de Xicu Lluy).

Alternativa | 28 Febrer, 2012 07:00 | facebook.com twitter.com

  L'amic Juan Negreira ens ha enviat aquest text en record de Xicu Lluy,  que la terra li sigui lleugera.

Ja sabeu que si voleu escriure algun article només ens l'heu d'enviar a alternativaperpollenca@gmail.com 7

Carta a un amigo esté donde esté.

 El  pasado miércoles 22 de febrero ha fallecido mi buen amigo Xicu Lluy. Después de tres años de luchar contra el cáncer, éste le ha acabado venciendo a los 48 años de edad.

En esta carrera de obstáculos que es la investigación histórica, uno llega a conocer a mucha gente. La mayoría acaban en el rincón del olvido, otros, siempre los hay, no los olvidas por la puñalada trapera que te dieron, y unos pocos, muy pocos, acaban formando parte de tu vida con su amistad. Xicu Lluy era uno de estos últimos. Buen historiador, buen periodista, pero sobre todo de una extraordinaria calidad humana. No era difícil hacerse amigo suyo, era uno de esos casos excepcionales de buena persona, afable, buen contertulio y, sobre todo, una de las pocas personas que puedo decir a ciencia cierta que era honrado e íntegro. Honradez e integridad que incluso se dejaba entrever en sus trabajos.

Todavía recuerdo nuestro primer contacto, allá por el año 92 cuando él estaba en Barcelona. Yo acababa de publicar mi primer libro, y Xicu me llamó para solicitarme información de los ibicencos que aparecían en él. Desde entonces hemos mantenido una buena amistad y colaboración. Incluso llegamos a publicar juntos algún que otro reportaje sobre el tema que nos apasiona a los dos, usando sus propias palabras: recuperar la memoria de aquellos olvidados que nunca aparecían en los libros de historia.

Bien se tratase de los soldaditos en Cuba, en Filipinas, en la Guerra Civil o en aquella otra locura salvaje que fue la Segunda Guerra Mundial, Xicu Lluy siempre escribió sobre ellos con la misma pasión y entrega, fueran unas líneas en el diario que trabajaba, o en cada uno de sus libros. Conservo con un gran cariño y esa admiración que siempre le profesé, su libro todavía no superado Eivissencs i Formenterers als camps nazis, premio de la Nit de Sant Joan 1993. Tema que no dejó nunca, pues incluso la última vez que hablé con él, me comentó que se hallaba trabajando sobre un nuevo libro, éste sobre los baleares en esos malditos campos de horror y muerte. Muy en su línea, lo último que adquirí de él fue el libro colectivo Feim Memoria, en el que participó con un trabajo sobre el exilio, del que era un auténtico erudito.

Cada vez que fui invitado al Club del Diario de Ibiza, él siempre me arropó en esa especie de partido en campo contrario que son las presentaciones de libros fuera de tu ámbito, apoyándome con sus palabras y su presencia. Incluso el año pasado, cuando el cáncer ya le ganaba terreno, con un esfuerzo que solo hacen los amigos de verdad, acudió de nuevo para apoyarme sentándose a mi lado por última vez.

Cuando acabábamos el acto, nos íbamos a cenar y siempre nos daban las tantas hablando de lo mismo. Empezábamos haciéndolo sobre nuestras últimas investigaciones, y acabábamos haciéndolo de sus viajes a México, su Shangri-Lá privado.

Xicu Lluy fue siempre para mí, sobre todo, un gran amigo. Y como tal escribo estas modestas líneas. Seguro que en Ibiza le van a dedicar páginas enteras hablando de su trayectoria profesional, con todo lujo de detalles. Pero quería que estos sencillos recuerdos, fuesen la entrañable despedida de quien nunca le olvidará.

Xicu, allá donde quiera que estés, tómate un pulquesito a mi salud.

Juan Negreira

 

 

 

 

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb