URXELLA

http://alternativaperpollenca.com

Recordar o plorar La Gola

Alternativa | 20 Setembre, 2006 07:50 | facebook.com twitter.com

Avui una notícia per recordar i  plorar al Diario de Mallorca, el títol de l’article és La Gola, la historia de un futuro parque ambiental però en realitat es parla més del passat i del present de la Gola que del futur.Melchor Bosch pescador ens recorda com a la Gola es pescaven una gran varietat de peixos, ara a les aigües brutes de la Gola només sobreviuen les “lisas”, també recorda que molts d’ocells migratoris passaven a la Gola l’època freda. Com sabeu una de les grans promeses del pacte PP-Unió Mollera Pollencina i després entre aquests i UM, era la realització del parc ambiental de la Gola. “Nostres autoritats” s´han fet un munt de fotografies cada vegada que han donat un petit pas en aquest sentit, encara no s’ha expropiat ni la meitat del futur parc, i això si  han fet un consorci per cobrar i col·locar.Quan una fotografia d’un carro de la compra abandonat enmig de la Gola va guanyar el primer premi de fotografia Urxella, varen dir que no era competència seva netejar la zona, mesos després de continuats denúncies d’ ALTERNATIVA a la premsa a la fí van fer net una part, però tota la part de darrera es troba a un estat lamentable. 

El projecte del parc ambiental era més pensant en fer un lloc “guapo” pels turistes, una important del pressupost s’anava per comprar fusta. A les al·legacions pensam que el projecte ha millorat, la Conselleria de Medi Ambient del Govern va acceptar dues de nostres al·legacions (la eliminació de totes les zones que s'han omplit amb escombreries i la utilització de fusta certificada). Però ja veurem finalment si la Gola serà un Parc Ambiental, un Parc Temàtica o un Par abandonat ( tenim l’experiència de l’Albufereta.

A continuació article del Diario de Mallorca.

La Gola, la historia de un futuro parque medioambientalVarios pescadores recuerdan la evolución de esta zona húmeda que había sido rica en peces MARGA SOLER. INCA.“La Gola ya no es lo que era". Así lo explica Melchor Bosch, un pescador que ha vivido sus 76 años en el Port de Pollença. Lleva once años retirado y empezó a pescar desde muy pequeño.

La Gola es una zona húmeda, con un torrente, que desemboca en el mar y pertenece a una propiedad privada. Bosch recuerda que los días de mal tiempo, que no podían salir a pescar al mar, iban a la Gola. Se podía pescar una gran variedad de pescado y marisco: gambas, lubina, lisa, dorada, almejas y berberechos. Las lisas podían llegar a pesar cinco kilos y las doradas rondaban los dos.

La situación ha cambiado. En la actualidad, el único pez que sobrevive en las aguas "sucias" de la Gola es la lisa. Este pescador explica que se dirigían al humedal para pescar y luego consumirlo, mientras que el resto de las capturas era vendido en el mercado. Los carros y botes a remo se adentraban en las aguas de este torrente.

Juan Hernández veraneó en 1939 en el Port de Pollença y conserva el recuerdo de ir a pescar a la Gola. Explica que había un método muy peculiar de pescar lisas con una botella de cava y que los niños del pueblo le enseñaron a usarlo. Se rompía la parte inferior de la botella y en la parte del tapón se ponía un poco de pan. Así, los peces cuando iban a comer se quedaban dentro sin poder salir de la botella. De esta manera, los pescadores cogían las lisas para poder pescar peces de más tamaño.

Catalina Joan es la mujer de Melchor Bosch. Toda su vida se ha dedicado a vender el pescado que capturaba su marido en el mercado de Pollença. Antes de casarse, vendía las piezas que su padre y sus hermanos pescaban en las aguas del Port de Pollença.
Existe un proyecto para que la Gola se convierta en un parque medioambiental. Melchor Bosch piensa que de esta manera se podrán limpiar las aguas de esta zona. "Nunca habrá la gran cantidad de especies que había hace 40 años, pero creo que es una buena idea para adecentar un poco esta zona", apunta. Además, recuerda que en invierno, muchas aves migratorias pasaban allí la época más fría, ahora no pueden hacerlo por la suciedad que hay. Según Bosch en la Gola no estaba permitido pescar, pero toda la gente del pueblo iba allí. "Ahora sigue prohibido pero aún hay algún pescador que lo hace a escondidas", afirma.

Algunos pescadores que acudían a esta zona húmeda pertenecían a la Cofradía de Pescadores del Port de Pollença, conocida entre ellos como el Posito. Se fundó en 1912, y su nombre fue Las abejas de la playa. Su fundador fue Ramón Ballenilla Leguna, un venezolano que llegó para conocer el Port de Pollença y al final se instaló en la localidad.

Bosch explica: "Quería que los marineros y pescadores aprendieran a leer y a escribir. Mi padre me contaba que pertenecía a una familia muy rica y se rumoreaba que le desheredaron",

Actualmente, hay 25 pescadores que están afiliados a la Cofradía del Port de Pollença. Bosch recuerda que cuando él se dedicaba a la pesca, había cinco o seis familias en el Posito. "Cada familia tenía unos ocho hijos y todos los varones se dedicaban a la pesca", hace memoria el veterano pescador. Hoy, las cosas son muy diferentes.
 

Comentaris

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
Amb suport per a Gravatars
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb